No pierdas el tiempo golpeando la pared,

Hay cosas que, sencillamente, no podemos cambiar. A veces resulta necesario asumir que ciertos caminos no están hechos para nosotros, sin más. Es más doloroso insistir en abrir una puerta que no existe, que esforzarse por encontrar, o incluso crear, una nueva hecha a medida para nosotros.

Anuncios