Los mejores años de tu vida son en

No somos responsabilidad de nadie ni de nada.

En el momento en que decidimos aceptar que somos los responsables de nuestra vida, nos liberamos del dolor de las expectativas no cumplidas y asumimos el control y autoría de nuestro propio bienestar.

Anuncios