Family

Entendemos por estilos educativos la forma de interactuar y relacionarnos con los niños en el seno familiar, pero también en el escolar. Los estilos incluyen tanto la forma de comunicación, el tipo de disciplina, la exigencia, el afecto o la autonomía que les permitimos. En general se suelen tomar dos dimensiones básicas: permisividad-restrictividad (control) y calidez-hostilidad (sensibilidad) para distinguir cuatro estilos principales: autoritario, permisivo, democrático o autoritativo y negligente.

A continuación se revisan las características principales de cada uno de ellos, así como las consecuencias que pueden conllevar en el desarrollo psico-social y emocional de los niños.

AUTORITARIO

Elevado control – Baja sensibilidad

Se trata de un estilo unidireccional y estricto en el cual los padres representan la autoridad y los niños deben obedecer sus órdenes sin cuestionarlas.

  • Se valora la obediencia como una virtud
  • Hay un alto nivel de exigencia en prácticamente todas las facetas de la vida
  • Se aplican castigos y órdenes sin explicación ni razonamiento
  • Ante conductas inadecuadas, se penaliza a la persona y no sólo la acción
  • No hay espacio para el diálogo
  • Se impide la autonomía del niño

Consecuencias:

  • Acostumbrados a acatar órdenes sin cuestionarlas, los niños criados con este estilo educativo suelen tener dificultades para tomar decisiones por sí mismos, son inseguros y con pocas habilidades de resolución de problemas.
  • Pueden tener baja autoestima, frustración y sentimientos de culpabilidad al verse incapaces de cumplir las expectativas de sus padres.
  • Tienden al conformismo y la sumisión en sus relaciones sociales, e incluso a la dependencia.
  • Suelen ser pasivos y tímidos, con una alta necesidad de aprobación de los demás y falta de habilidades sociales.
  • Son frecuentes altos niveles de ansiedad por el distanciamiento emocional de sus padres y la deseabilidad social.

PERMISIVO

Bajo control – Alta Sensibilidad

Este estilo se caracteriza principalmente por tener muy bajos niveles de exigencia y control, y una excesiva tolerancia.

  • Altos grados de afecto y apoyo emocional
  • Control paterno muy laxo y muy baja exigencia
  • Se accede fácilmente a satisfacer todos los deseos de los niños
  • Tolerancia ante la expresión inadecuada de emociones como la ira o la agresividad
  • Sobreprotección, no dejan que el niño se exponga a las dificultades de la vida
  • No hay consecuencias ante el incumplimiento de las normas, si las hay

Consecuencias:

  • Como consecuencia de este estilo educativo, los niños suelen tener dificultades a la hora de asumir responsabilidades y recibir críticas
  • Suelen ser alegres y vitales, pero dependientes
  • Atribuyen sus errores o fracasos a causas externas
  • Son inseguros, ya que no tienen el control y la certeza de cuándo sus acciones son adecuadas
  • Tienen dificultades a la hora de controlar sus impulsos
  • Pueden anteponer sus deseos a los de los demás, ser egocéntricos y tener problemas en las interacciones sociales
  • La falta de disciplina y esfuerzo puede hacer mella es su rendimiento escolar

DEMOCRÁTICO / AUTORITATIVO

Alto control – Alta Sensibilidad

En este estilo, el niño es el protagonista de su educación, que cuenta con el apoyo y guía de sus padres. Éstos ejercen control y exigencia en su justa medida, y siempre basado en el diálogo, el afecto y la comprensión mutua.

  • Niveles adecuados de exigencia y control, límites y normas adecuados a la edad y madurez del niño
  • Altos niveles de afecto y apoyo emocional
  • Sensibilidad a las necesidades del niño
  • Apertura al diálogo y la comunicación. Toma de decisiones conjunta.
  • Se explican y razonan las normas hasta que comprende su sentido.
  • En caso de aplicar sanciones, se explica que lo que se desaprueba es la acción, nunca al niño.
  • Se fomenta la autonomía y la toma de decisiones personal. Se les hace asumir responsabilidades acordes a su edad y nivel evolutivo.

Consecuencias:

  • Como consecuencia de un estilo democrático o autoritativo, los niños desarrollan un autoconcepto realista, con la consiguiente seguridad en sí mismos, autoconfianza y autoestima.
  • Aprenden a gestionar y regular la expresión de sus emociones.
  • Son competentes socialmente, cooperativos y tienen en cuenta las necesidades de los demás.
  • Desarrollan el sentido de la responsabilidad y aprenden a asumir las consecuencias de sus actos.
  • Son independientes, pero afectuosos, y saben tomar decisiones por sí mismos.

NEGLIGENTE

Este estilo se caracteriza fundamentalmente por la renuncia por parte de los padres de la responsabilidad educativa.

  • Falta de sensibilidad e implicación hacia las necesidades de los niños.
  • Ausencia de expresión emocional y comunicación.
  • No se practica ningún tipo de disciplina ni normas, pero en ocasiones puede haber fuertes castigos sin explicación ante conductas del menor que se consideran inadecuadas.

Consecuencias:

  • Como resultado de un estilo educativo negligente, los niños desarrollan un autoconcepto negativo, falta de confianza en sí mismos y del sentido de la responsabilidad.
  • Suelen presentar conductas impulsivas, con escaso o nulo autocontrol.
  • Tienen dificultades para relacionarse socialmente, frecuentemente se aíslan.
  • Presentan una mayor predisposición a padecer desórdenes psicológicos o problemas de conducta.

Tras esta pequeña revisión de las principales características de los cuatro estilos educativos, queda patente que el más adecuado para un buen desarrollo psico-social y emocional de los niños es el estilo democrático, ya que combina control y sensibilidad de manera equilibrada.

Algunos consejos para desarrollar un estilo democrático:

  1. Establece unas normas claras y coherentes, y explícale por qué debe seguirlas.
  2. Abre la puerta al diálogo, responde a sus dudas y trata de ponerte en su lugar.
  3. Demuéstrale tu amor y aceptación incondicional
  4. Sé consistente en la aplicación de sanciones, pero deja claro que no lo desapruebas a él, sino a su comportamiento.
  5. Dale responsabilidades adecuadas a su edad y deja que tome sus propias decisiones.
Anuncios