Buscar

Paseando por la Mente

Psicología, Educación y Desarrollo Personal

mes

mayo 2016

La creatividad es para los valientes

La creatividad requiere tener el valor de desprenderse

Toda apertura a una nueva idea, proyecto, vida etc. pasa por asumir la incertidumbre de no saber qué va a pasar. Asumir este riesgo es un acto de valentía. Lo fácil es permanecer en nuestra zona de confort, donde tenemos todo controlado, donde nada inesperado nos puede ocurrir y donde no tenemos miedo mientras vemos nuestros sueños pasar desde la ventana. Decidir si eso es lo que queremos no es sencillo. Salirse del camino marcado no es sencillo. Arriesgarse a saltar al vacío no es sencillo. La creatividad es para los valientes.

Anuncios

Merece la pena quien te la quita

Quien tiene un porqué, encuentra un cómo

Quien tiene un Porqué para vivir encontrará casi

Esta frase del filósofo alemán Friedrich Nietzsche fue citada por Viktor Frankl, psiquiatra y neurólogo judío-austríaco, superviviente de los campos de concentración nazis y fundador de la Logoterapia en su libro “El hombre en busca de sentido”.

Estos son dos de los extractos de su obra en los que se hace mención a dicha frase, y que ponen de manifiesto la importancia de encontrar un sentido a la propia existencia para hacer frente a las situaciones más extremas e inhumanas, y salir de ellas:

“Las palabras de Nietzsche: «Quien tiene algo por qué vivir, es capaz de soportar cualquier cómo»pudieran ser la motivación que guía todas las acciones psicoterapéuticas y psicohigiénicas con respecto a los prisioneros. Siempre que se presentaba la oportunidad, era preciso inculcarles un porqué —una meta— de su vivir, a fin de endurecerles para soportar el terrible cómo de su existencia. Desgraciado de aquel que no viera ningún sentido en su vida, ninguna meta, ninguna intencionalidad y, por tanto, ninguna finalidad en vivirla, ése estaba perdido.”

Y yo me atrevería a decir que no hay nada en el mundo capaz de ayudarnos a sobrevivir, aun en las peores condiciones, como el hecho de saber que la vida tiene un sentido. Hay mucha sabiduría en Nietzsche cuando dice: «Quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo.» Yo veo en estas palabras un motor que es válido para cualquier psicoterapia. Los campos de concentración nazis fueron testigos (y ello fue confirmado más tarde por los psiquiatras norteamericanos tanto en Japón como en Corea) de que los más aptos para la supervivencia eran aquellos que sabían que les esperaba una tarea por realizar.”

Abandonarse no tiene justificación

Abandonar puede tener justificación, abandonarse no la

Hay momentos en la vida en los que podemos necesitar salir de ciertas situaciones, abandonar proyectos que habíamos emprendido o desistir en nuestro empeño por conseguir algo que ha demostrado no ser para nosotros. Es lícito que lo hagamos y no es un fracaso. A veces soltar demuestra más fortaleza que tratar de aferrarse a un lastre que nos impide avanzar, por mucho que nos duela. Lo que no podemos hacer bajo ninguna circunstancia es abandonarnos a nosotros mismos. No podemos olvidar que somos nuestra prioridad y que, por difíciles que sean las circunstancias, nuestra vida la dirigimos nosotros y con nuestras decisiones construimos nuestra historia.

Literalmente hablando, lo único que poseíamos era

La utopía sirve para caminar

La utopía está en el horizonte

A veces el papel de los sueños que parecen imposibles es el de hacer de motor para que avancemos, para que sigamos hacia adelante por inverosímiles que parezcan nuestros propósitos. No sabemos dónde llegaremos, pero lo que es seguro es que el destino está delante de nosotros, no detrás.

La verdad es lo que es

La verdad es lo que es, y

Maquillar la realidad o intentar engañarnos a nosotros mismos para no aceptar algo que nos hace daño nunca va a ser la solución. Cuanto antes asumamos que las cosas son de determinada manera, antes podremos modificar lo que esté en nuestra mano y aceptar lo que no podamos cambiar.

Abre la puerta a quienes aprecien tu valor

Tú eres como este anillo

A veces sufrimos al sentir que alguien no nos aprecia como nos merecemos. Nos preguntamos por qué, qué ha fallado, qué hemos hecho mal para que no nos quieran, no nos valoren o no nos traten como nos gustaría.

No todo el mundo va a saber apreciarnos en nuestra justa medida, y esto nos servirá para valorar qué personas queremos en nuestra vida y cuáles preferimos que no coincidan en nuestro camino. En lugar de tomarnos los desprecios como atentados contra nuestra valía personal y dejar que menoscaben nuestra autoestima, es preferible que los consideremos como una ayuda para seleccionar mejor a nuestros compañeros de viaje. Arrastrarse nunca es la opción, y mover montañas por alguien que no movería por ti ni una piedrecita no hace más que aumentar nuestro dolor.

Sé consciente de tus valores y abre la puerta a aquellos que sepan respetarlos. Tú eres tu prioridad.

Crecer sin que la altura me haga perder de vista lo importante

Crecer sin que la altura me haga perder

Crecer y desarrollarse a todos los niveles: interpersonal, intrapersonal, familiar, laboral… es fundamental para vivir una vida significativa y plena, pero no debemos perder de vista que lo que importa de verdad es que seamos conscientes de que estamos viviendo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: