La verdad es lo que es, y

Maquillar la realidad o intentar engañarnos a nosotros mismos para no aceptar algo que nos hace daño nunca va a ser la solución. Cuanto antes asumamos que las cosas son de determinada manera, antes podremos modificar lo que esté en nuestra mano y aceptar lo que no podamos cambiar.