El ENEAGRAMA1

El Eneagrama es una herramienta psicológica para el desarrollo personal a través del conocimiento de uno mismo y de los demás. Se trata de un sistema de clasificación de la personalidad que divide ésta en nueve tipos principales (eneatipos), cada uno con fortalezas y debilidades que, según el nivel de desarrollo en que se encuentre la persona (sano, medio o insano) se manifestarán de una u otra forma.

Con frecuencia nos convertimos sin apenas darnos cuenta en prisioneros de nuestro propio ego, de nuestros miedos y limitaciones. El Eneagrama nos permite acceder al conocimiento necesario para escapar de esta prisión autoimpuesta y alcanzar una vida más plena y satisfactoria. Esta herramienta nos ayuda a liberarnos de los mecanismos restrictivos de la personalidad para que podamos experimentar más profundamente quiénes y qué somos en realidad. Nos proporciona conocimientos que pueden ayudarnos a desligarnos de nuestros miedos irracionales, de nuestras obsesiones caprichosas y todos aquellos conflictos internos que nos impiden crecer.

El Eneagrama es un mapa muy útil para guiarnos hasta los puntos de bloqueo de nuestras particulares estructuras de personalidad. La premisa principal en la que se fundamenta es que existen nueve estructuras básicas de personalidad en la naturaleza humana: nueve puntos de vista, nueve sistemas de valores, nueve formas de comprender y estar en el mundo. Todas ellas tiene mucho en común, pero cada una manifiesta su propia serie de actitudes y conductas, reacciones y defensas, motivaciones y hábitos, de ahí que cada una precise su propia y única fórmula de crecimiento.

El Eneagrama muestra los patrones a través de los cuales organizamos e interpretamos nuestras experiencias, y parte de la base de que, si somos capaces de tomar conciencia de dichos patrones, podremos progresar de forma más rápida y eficiente en nuestro desarrollo psicológico y personal. Así, cuando reconocemos nuestro tipo y vemos cómo se aplica a nuestro funcionamiento, se nos revelan algunos aspectos de nuestra personalidad que habían estado hasta entonces ocultos. Disponemos así de mucho más espacio psicológico en el que poder movernos ya que nos vemos a nosotros mismos desde una perspectiva más amplia.

A continuación, se ofrecen unas descripciones breves que pueden servir de orientación para la identificación del tipo. Sin embargo, para que la elección sea verdaderamente fiable, es necesario remitirse a la literatura especializada en este tema que aporta descripciones amplias y tests detallados para garantizar una decisión acertada.

  • Tipo 1: El Reformador. Persona de principios, decidido, con control de sí mismo y perfeccionista.
  • Tipo 2: El Ayudador. Generoso, efusivo, agradable con las personas y posesivo.
  • Tipo 3: El Triunfador. Adaptable, ambicioso, consciente de su imagen y arrogante.
  • Tipo 4: El Individualista. Expresivo, romántico, retraído y temperamental.
  • Tipo 5: El Investigador. Innovador, cerebral, distante y provocador.
  • Tipo 6: El Leal. Responsable, comprometido, defensivo y desconfiado.
  • Tipo 7: El Entusiasta. Espontáneo, versátil, disperso y exagerado.
  • Tipo 8: El Desafiador. Persona segura de sí misma, resuelta, dominante y confrontadora.
  • Tipo 9: El Pacificador. Tranquilo, agradable, desconectado y terco.

Los tipos 2, 3 y 4 pertenecen a la tríada del sentimiento; los tipos 5, 6 y 7 a la del pensamiento y los tipos 8, 9 y 1 a la del instinto.

Para saber más acerca de cada tipo, así como las claves para el desarrollo óptimo de cada uno de ellos en función de sus características, pueden consultarse los siguientes manuales:

  • Tipos de personalidad. El eneagrama como método de autodescubrimiento. Richard Riso y Russ Hudson.
  • Comprendiendo el eneagrama. Guía práctica de los tipos de personalidad. Richard Riso y Russ Hudson.
  • La sabiduría del eneagrama: Guía completa para el desarrollo psicológico y espiritual de los nueve tipos de personalidad. Richard Riso y Russ Hudson