Este vídeo nos muestra claramente la diferencia entre percepción y realidad.
Lo que creemos ver no siempre coincide con lo que realmente existe, y esto es algo que se aplica no solamente a las ilusiones ópticas, sino que podría extrapolarse a muchos ámbitos de nuestras vidas.
De vez en cuando es conveniente hacer un esfuerzo consciente por cambiar nuestra perspectiva y observar las situaciones desde un prisma más amplio.